ORTOGRAFÍA


ACENTUACIÓN GRÁFICA
 SEGÚN LA ORTOGRAFÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA DEL AÑO 2010,
PUBLICADA POR LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE)
Y POR LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA

                               
La escritura de cualquier texto en lengua española implica la correcta acentuación gráfica de las palabras contenidas en él.

Para facilitar su aplicación práctica, he resumido, en unas páginas, las normas al respecto de la RAE, procurando, sin embargo, que el resultado fuera lo más completo y riguroso posible.

JOAQUÍN SORIANO CELMA


En el presente trabajo, se considera que las vocales: a, e, o, son abiertas, y que las vocales: i, u, son cerradas. Además, hay que tener en cuenta que la letra y, cuando está precedida de vocal y se encuentra al final de la palabra, tiene el sonido de la letra i, considerándose, en este caso, una vocal cerrada (hay, voy, ley, muy, buey).

1.- SÍLABAS
Las palabras, en su pronunciación, se descomponen en sílabas, que son los sonidos articulados que  se pronuncian en una sola emisión de voz, de las que tenemos constancia, en general, espontáneamente (ga-to); aunque, en algunos casos, pueda parecer dudosa dicha descomposición.
En cada una de ellas tiene que haber, al menos, una vocal (a-mi-go, i-le-gal); no pudiendo haber, en la misma sílaba, dos vocales abiertas (re-a-ta, re-al. se-an, lo-or, a-za-har) ni una vocal cerrada repetida (chi-i-ta, ni-hi-lis-ta), ya que estos casos dan lugar a sílabas distintas.
La existencia, en la misma sílaba, de dos vocales seguidas, o con una h intercalada, se denomina  diptongo, que está constituido por una vocal abierta y una cerrada, o dos cerradas distintas. Los, casos posibles son: ai, ia, ei, ie, oi, io, au, ua, eu, ue, üe, ou, uo, iu, ui, üi, y, al final de la palabra, ay, ey, oy, uy. Ejemplos: ai-re, a-gua, prohi-bi-do, buhar-di-lla, averigüe, convoy.
También puede haber, en una sílaba, triptongos, que están constituidos por una vocal abierta, precedida y seguida por vocales cerradas. Ejemplos: con-fiais-me, U-ru-guay.
La lengua española agrupa los sonidos por sílabas con arreglo a las siguientes reglas:
-        a) Una sola consonante, entre vocales, forma sílaba con la siguiente vocal. Lo mismo ocurre con una consonante, al principio de la palabra, seguida de vocal. Ejemplo: a-mi-go. va-ca.
-        b) Una consonante, al final de la palabra, forma sílaba con la vocal anterior: i-le-gal, mo-ral.
-        c) Los grupos formados por las consonantes p, b, c, g, f, seguidas de l o r, forman sílaba con la vocal que les sigue. Lo mismo ocurre con los formados por las consonantes t, d, seguidas de r. Ejemplos: pla-no, re-pri-me, ha-bla, co-bre, re-cla-ma, o-cre, glo-bo, a-gra-va.
-        d) En cualquier otra combinación de dos consonantes, iguales o diferentes, la primera se agrupa con la vocal anterior y la segunda con la siguiente: res-pi-ra,  con-na-tu ral.
-        e) Cuando hay tres consonantes seguidas, las dos primeras forman sílaba con la vocal precedente y la tercera con la siguiente: cons-pi-ra, pers-pi-caz.
-        f) Cuando hay tres o mas consonantes seguidas y las dos últimas forman alguno de los grupos indicados en la regla c), estas últimas forman sílaba con la vocal siguiente y las demás con la precedente: em-pla-zar, es-cla-vo, con-flu-ye, trans-gre-dir.
-        g) Por último, hay que tener en cuenta, para la descomposición de una palabra en sílabas, que las combinaciones iu, ui se consideran siempre diptongos, a efectos ortográficos, por lo que no pueden separarse en sílabas distintas, aunque en la pronunciación de algunas palabras pueda parecerlo. Ejemplos: je-sui-ta, hui-do, hui-mos, cons-trui-do, flui-do, di-lui-da, cons-ti-tuir, re-tri-buir, con-cluir, vein-tiu-no.
Las palabras que pueden descomponerse en sílabas se llaman polisílabas (bisílabas, trisílabas, tetrasílabas, etc., según sea su número de sílabas); y las que no pueden descomponerse se llaman monosílabas, que también pueden tener diptongos o triptongos, (a, e, o, u, y, fe, vas, hui, hay, yo, rey, buey, fiais, lieis, veis, soy, sois, bou, vio, fui).

2.- ACENTO PROSÓDICO DE LAS PALABRAS
En todas las palabras polilabas cargamos, esponneamente, la pronunciación sobre una laba determinada, por lo cual, tiene más relieve que las restantes, y se le llama laba nica o laba con acento prodico (Como ejemplo se han subrayado todas las sílabas tónicas de este párrafo).
Además, se llama vocal tónica a la vocal abierta contenida en la sílaba tónica o, en caso de dos cerradas, a la segunda de ellas. A las restantes vocales de la palabra, representantes de sonidos se les llama  átonas. La letra u, cuando está detrás de las consonantes q o g, y en este último caso carece de diéresis, es muda, es decir, no representa sonido alguno (queso, guerra) y no forma parte de diptongos ni triptongos. Ejemplos: quiero (diptongo ie), guiais (triptongo iai).
3.- DIPTONGOS, TRIPTONGOS Y HIATOS
Las definiciones anteriores permiten establecer, con mayor precisión, los conceptos de diptongo y triptongo dados anteriormente; por lo que se denomina diptongo ortográfico a la secuencia de dos vocales cerradas distintas (en todos los casos), o a una vocal abierta seguida o precedida de vocal cerrada átona; y triptongo ortográfico a una vocal abierta precedida y seguida por vocales cerradas átonas; pudiendo haber alguna h intercalada entre las vocales.
Cuando alguna vocal cerrada, de cualquiera de las combinaciones mencionadas en el párrafo anterior, sea tónica, no puede formar diptongo ni triptongo con ninguna vocal abierta, por lo que se encuentran  en silabas distintas, y se dice que forman hiato. Ejemplos: ra-íz, bú-ho, ba-úl, ha-bí-a,  si-tú-a, o-ír, o-í, re-ír, re-í, a-hí, pro-hí-bo, le-í-a, ca-í-ais (en estos dos últimos, la i tónica está en hiato con las vocales anterior y siguiente). Estos ejemplos se escriben con acento gráfico, por aplicación de las reglas que más adelante se indicarán.

4.- CLASIFICACIÓN DE LAS PALABRAS POLISÍLABAS
Estas palabras se clasifican en agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas, según que la sílaba tónica se encuentre en posición última, penúltima, antepenúltima o en posición anterior.

5.- REGLAS DE ACENTUACIÓN GRÁFICA   
En algunas palabras el acento prosódico no se manifiesta en la escritura, pero en otras se marca mediante un acento gráfico, consistente en una tilde que se coloca sobre la vocal tónica, tanto si es mayúscula como minúscula. En consecuencia, en toda clase de textos y escritos, excepto en los mensajes electrónicos y telefónicos (a los que no son aplicables), las palabras tienen que acentuarse gráficamente, mediante las reglas, principales y complementarias, que se indican a continuación. 
5.1.- Reglas principales
Son aplicables a todas las palabras propias de la lengua española, incluso a las siguientes:
-         palabras con prefijos, tales como anti, cuasi, ex, pos, pre, pro, super, vice y otros, así como varios sucesivos, en las que se mantiene el acento prosódico de la palabra que sigue al prefijo (vicealcalde, antiposmodernista);
-         palabras compuestas por otras simples (asimismo), entre las que se incluyen las formadas por dos nombres de pila (Luismiguel, Juampablo). En todas ellas se mantiene el acento prosódico de la segunda palabra;
-         formas verbales con pronombres átonos (dale, cayose);
-         nombres hipocorísticos (Anita, Mabel, Nando), entre los que se incluyen los formados por dislocación acentual, que ponen el acento prosódico en sílaba distinta a la propia del nombre, que se subraya en los ejemplos siguientes (Jose, guel, Jesus, Ruben);
-         antropónimos en español de nombres y apellidos, que sean equivalentes a los procedentes de alguna de las lenguas cooficiales en una comunidad autónoma de España, en caso de que la persona que los lleve haya optado, de acuerdo con la legislación vigente,  por adoptar la lengua española, en vez de la lengua cooficial correspondiente. Ejemplos de opciones: Luis Bernabéu (Aribáu o Palóu) o Lluis Bernabeu (Aribau o Palou), Maruja Soto o Maruxa Souto, Iciar Beguiristáin o Itziar Beguiristain;
-         antropónimos de nombres y apellidos extranjeros que han sido hispanizados (Juana de Arco por Jeanne d´Arc, Martín Lutero por Martin Luther, Ana Bolena por Anne Boleyn), cuya utilización es recomendada por la RAE; actualmente, solo se hispanizan, además de los nombres procedentes de lenguas de alfabeto no latino, los  adoptados por los papas (Juan XXIII), los de los miembros de las casas reales (Isabel II de Inglaterra), los de santos (San Juan Bautista), los de personajes bíblicos (Herodes), los de personajes históricos, especialmente si van acompañados por algún  apodo o calificativo (Nicolás Copérnico, Catalina la Grande), los nombres de los indios norteamericanos (Toro Sentado), y los nombres de pila, procedentes del extranjero, que se incorporan a nuestro repertorio onomástico con pronunciación y grafías acordes con nuestras formas lingüisticas (Íngrid Rubio, Dónovan Peralta, Édison García);
-         topónimos en español de nombres geográficos pertenecientes a comunidades autónomas de España con otra lengua cooficial, incluso en aquellos casos en los que se haya establecido que el topónimo, en la lengua distinta a la española, sea la única forma oficial (que es obligatoria únicamente en el ámbito de la documentación y señalización oficial); ya que la RAE, cuando sea el español la lengua utilizada en el discurso, recomienda su utilización, siempre que existan (los topónimos en español son los tradicionalmente empleados y, en caso de duda, puede consultarse el Apéndice 3 de la Ortografía de la RAE del año 1999);
-         topónimos en español de nombres geográficos extranjeros que hayan sido hispanizados, cuya utilización es recomendada por la RAE (Catar, Irak, Egipto, Croacia, Albania, Finlandia, India, Casablanca, Montenegro, Copenhague, Bielorusia, Bombay, Calcuta, Costa de Marfil, San Petersburgo, Birmania, Ciudad del Cabo); actualmente solo se hispanizan los nuevos casos cuya identidad gráfica no se ve sustancialmente alterada por los cambios necesarios para la adecuación a nuestra lengua (Bangladés, Galípoli, Lesoto) y los topónimos correspondientes a lenguas de alfabeto no latino (Yibuti, Tayikistán)
-         otras palabras procedentes del latín y de otras lenguas extranjeras que, plenamente adaptadas al español, se han incorporado a nuestro léxico (campus, quid, esmoquin, whisky);
-         acrónimos españoles, o procedentes de lenguas extranjeras que, plenamente adaptados al español, se han incorporados a nuestro léxico (Renfe, ovni, radar, sonar).
Las reglas de acentuación gráfica, para todos los casos expuestos, son las  siguientes:
PRIMERA: Se escriben con acento gráfico las siguientes palabras:
-      Las agudas terminadas en vocal, n, s. Ejemplos: prohibió, confiáis, construí, oí, leí, marramáu, averigüéis, interviú, superproducción, balompié, Juanjosé, Mariló, Pekín, París.   
Excepción: no tienen acento gráfico, las agudas terminadas en s precedida por otra consonante (robots, zigzags, tictacs).
            Advertencia: Tampoco llevan tilde, las agudas terminadas en y (virrey, Uruguay, Espeluy).
-        Las llanas terminadas en consonante que no sea n ni s. Ejemplos: árbol, azúcar, vicecónsul, Míchel, Túnez, cuórum, láser, módem; así como las terminadas en y: póney, yóquey.
Excepción 1.ª: Tienen acento gráfico, las llanas terminadas en s precedida de consonante (bíceps, fórceps. cómics).   
Excepción 2.ª: las palabras llanas incluidas en la regla cuarta.
Advertencia 1.ª: las palabras gramo y litro, así como todos sus múltiplos y submúltiplos, son llanas y terminadas en vocal, por lo que no tienen acento gráfico.
Advertencia 2.ª: en el adverbio solo y en los pronombres demostrativos este, esta, ese, esa, aquel, aquella, estos, estas, esos, esas, aquellos, aquellas, que son palabras llanas, se podrá  utilizar acento gráfico, para distinguirlas de los adjetivos correspondientes, pero la RAE recomienda prescindir de él, incluso en casos de doble interpretación, que se podrán resolver con el empleo de sinónimos (solamente, únicamente) o con una puntuación adecuada o cambiando el orden de las palabras  de manera que fuerce una sola de las interpretaciones.
-        Las esdrújulas y sobresdrújulas, entre las que se incluyen los adverbios terminados en mente, que procedan de un adjetivo que tenga acento gráfico, que lo mantenien en la misma posición. Ejemplos: área, línea, casuística, antibritánico, decimoséptimo, confiésemelo, currículum, ofimática, Mariángela, Córcega, fácilmente, cortésmente, últimamente).
Excepción: no tienen acento gráfico, las sobresdrújulas que sean adverbios terminados en mente, que procedan de un adjetivo que no lo tenga (buenamente, malamente).
Advertencia: son esdrújulas, por lo que llevan tilde, todos los múltiplos y submúltiplos de la  palabra metro, que es llana y sin tilde. Ejemplos: kilómetro, hectómetro, decímetro.
SEGUNDA: Se escriben con acento gráfico las palabras cuya vocal tónica es una vocal cerrada que no forme diptongo ni triptongo ortográfico; independientemente de que tuvieran que acentuarse por aplicación de la regla anterior. Ejemplos: raíz, baúl, acentúo, ataúd, sitúa, había, búho, rehúso, prohíbe, reír, reído, río, ríes, ríe, reímos, reís, ríen, reía, reías, reíamos, reíais, reían, reí, reíste, reímos, reísteis, ría, rías, rían, oír, oído, oí, lío, lías, lía, lían, líe, líes, líen, aún (cuando se refiera al adverbio que pueda sustituirse por todavía).
TERCERA: Las palabras monosílabas se escriben sin acento gráfico, porqué la vocal abierta forma diptongo o triptongo con las cerradas contiguas, que son átonas. Ejemplos: guion, truhan, aun (cuando sea adverbio que no pueda sustituirse por todavía), guiar, liar,  liais, lie (1.ª persona del pretérito perfecto simple), lio (3.ª p. del p. p. s.), lieis, rio (3.ª p. del p. p. s.), riais, Tuy (topónimo).
Excepciones: son las siguientes:
-        Las palabras: él, tú, mí, cuando sean pronombres (él y me lo disteis a ). 
Cuando sean articulo o posesivo, no llevan tilde (el amigo dejó tu abrigo en mi casa).
-        La palabra , cuando sea pronombre o adverbio afirmativo (, solo habla de mismo).
Cuando sea conjunción o nota musical, no lleva tilde (si quieres, da la nota en si bemol).
-        La palabra , cuando se refiera al nombre del arbusto o bebida (una taza de ).
Cuando sea pronombre personal, no lleva tilde (te lo daré).
-        Las palabras: dé, sé, cuando sean formas de dar, ser, saber (que lo , bueno, no lo ).
Cuando sean preposición o pronombre, no llevan tilde (se ha puesto el vestido de seda).
-        La palabra más, cuando sea adverbio comparativo, y, en general, cuando no se encuentre incluida en los casos indicados en el párrafo siguiente, en los que esta palabra no lleva tilde (más alto que yo, no puedo más, dos más cinco, la temperatura era de más tres grados).
Cuando sea conjunción adversativa, que se pueda sustituir por pero, o sea un sustantivo, no lleva tilde. Ejemplo: la busqué en el mas (casa de campo), mas no la encontré).
-        Las palabras monosílabas incluidas en la regla cuarta.
CUARTA: Se escriben con acento gráfico las palabras: qué, cuál, cuáles, quién, quiénes, cuán, cuánto, cuánta, cuántos, cuántas, cómo, cuándo, dónde, adónde, solamente cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo, tanto de forma directa como indirecta (sin signo de interrogación o exclamación); y cuando actúen como sustantivos. Ejemplos: ¿Qué ha dicho?, ¿Con cuál se queda?, ¿De quién es esto?, ¡Cómo ha crecido!, ¡Cuán bello es!, ¿Cuántos han venido?, ¿Hasta cuándo?, ¿Adónde quieres ir?, ya verás qué bien estamos, ya me dirás quiénes van a venir, no te imaginas cómo ha cambiado, lo importante es el qué y el cuánto, hay que decidir el cómo y el cuándo.
5.2.- Reglas complementarias
Se refieren a las palabras y expresiones no incluidas en el apartado anterior, y son las siguientes:
PRIMERA: Palabras formadas por un prefijo unido a un nombre propio, con un guion.
Se escriben con el acento gráfico que pueda tener el nombre propio (pos-González, pro-Aragón).
SEGUNDA: Palabras formadas por dos o más simples, unidas por guiones.
Cada una de las simples se escribe con el acento gráfico que pudiera tener (franco-alemán, histórico-crítico-bibliográfico).
TERCERA: Antropónimos y topónimos que deban ser expresados en otras lenguas.
En los restantes antropónimos y topónimos, no incluidos en el apartado 5.1, y que, por tanto, tengan que ser expresados en otras lenguas, se escribirán con su grafía original y sin utilizar ningún acento gráfico que no exista en la lengua correspondiente (Lluis Bernabeu, Marie Curie,  Plymouth).
CUARTA: Palabras y acrónimos, latínos o extranjeros, sin incorporar a la lengua española.
Se escribirán, en cursiva o entre comillas, con su grafía original y sin utilizar ningún acento gráfico que no exista en su lengua de procedencia (trivium, flash, show, sexy, piercing).
QUINTA: Locuciones latinas o de otras lenguas extranjeras.
Se escribirán, en cursiva o entre comillas, con su grafía original y sin utilizar ningún acento gráfico que no exista en su lengua de procedencia, ni siquiera cuando la locución contenga palabras incorporadas a la lengua española con acentos gráficos. Ejemplos: curriculum vitae, (a pesar de que la palabra currículum se escribe con tilde por estar incorporada a nuestra lengua), grosso modo, in artículo mortis, motu propio, sine die, post mortem, statu quo, in crescendo, happy end.
SEXTA: Siglas y símbolos de elementos químicos, de unidades de medida, y otros normalizados.
Nunca llevan acento gráfico (OTAN, DNI, RAE, ONG, IRPF, IVA; Si, Te. Po; gon, min).
SÉPTIMA: Abreviaturas de palabras. 

Mantiene la tilde de la palabra, si la vocal que la lleva aparece en la abreviatura (pág. por página, teléf. por teléfono, cía. por compañía, admón. por administración ).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Será leído en todo caso pero sólo publicado si resuelve dudas relevantes del curso.